sábado, 23 de junio de 2007

Alicante CF 1 Racing 0

Temporada 2006-2007
Segunda División - B -
Fase de ascenso a la Segunda División A
Alicante CF:Unanua Calderón Germán (89") Pelegrín Cavas Fernando (63") Tito Azkoitia José(73") Capi Borja (63") Eloi (73") Pavone (89") Torres.
Racing: Queco Piña Repi (86") Carmena Jonathan Manolo Lamatina (80") Medina Keitia Paco Corredoira Cohen Carril (67") (67")Prohorenkovs (80") Diego (86") Moisés.
Goles: 1-0, m. 31: Capi.
Árbitro: H. Hernández (Colegio Canario). Amonestó a Lamatina, Medina, Capi, Jonathan, Keitia, Pelegrín, Prohorenkovs, Azkoitia, Moisés.
Incidencias: Campo José Rico Pérez de Alicante, cerca de doce mil aficionados y ambiente de gala.

Apoteosis verde
El Racing vuelve a ser equipo de la Segunda División A. A base de sufrimiento, mucho sufrimiento, y de tener fe en lo que hacía, el equipo ferrolano recuperó la categoría de plata que perdió hace algo más de un año. Superó el último escollo que tenía enfrente, el Alicante CF, en un partido que resume lo que ha sido esta campaña para el cuadro verde, porque lo pasó mal durante muchos minutos del partido, pero recurrió a su ambición y sus ganas de ganar para conseguir el objetivo soñado al principio de la temporada, que parecía imposible hace sólo unos meses y que ahora ya es toda una realidad.

El Racing reconquista su grandeza
El equipo verde vuelve a la Segunda -A- tras resistir un asedio intensísimo del Alicante CF.

Si la grandeza de un club se mide en su capacidad para saber levantarse tras recibir un golpe, el Racing es inmenso. Por segunda vez seguida, recupera su plaza en Segunda en solo un año, en tiempo récord. El ascenso logrado ayer en el José Rico Pérez premia la trayectoria ascendente de un conjunto que tuvo que remar mucho para recuperar puntos y sufrir en las salidas del play off. Tanto en Linarejos como en Alicante, porque en todo el encuentro de ayer no hubo un momento de tregua. Al final, el triunfo de A Malata por 2-0 valió el éxito pese a la derrota por la mínima de ayer. El Racing sufrió desde el primer minuto en el Rico Pérez. Sin vocación ofensiva, se centró demasiado en defender. Y lo pasó muy mal por el talento del equipo levantino. Los primeros avisos del Alicante CF se quedaron en sustos porque el árbitro, Hernández Hernández, anuló dos goles ilegales. El primero llegó en un cabezazo de Germán después de un centro que Queco Piña no pudo despejar porque le derribó un rival dentro del área pequeña. El segundo se produjo en fuera de juego, cuando Borja conectó un tiro espectacular. Entre ambos goles anulados, Carmena y Piña corrigieron un despiste de Repi ante Jose, quizá el jugador más peligroso del Alicante en el primer tiempo. ¡Sólo habían pasado ocho minutos! Pero el Racing había tenido más trabajo que en todo el encuentro de ida. El equipo ferrolano se sacudió algo el peligro del Alicante y disfrutó de su único tiro por dentro de todo el primer tiempo, gracias a una falta lanzada por Jonathan Martín que paró Unanua. Pero los cambios de orientación y la velocidad del Alicante le seguían creando muchos problemas. Aunque la consigna inicial era conseguir un gol que matase el partido, el Racing bajaba una marcha cada vez que cruzaba el centro del campo. Pensaba más en conservar el balón que en la portería del Alicante. Y así no creó peligro. En estas llegó el gol de Capi, después de un control espectacular dentro del área. El tanto encendió aún más al Alicante y a la grada. El ex jugador del Pontevedra tuvo otra ocasión parecida, pero no tanta sutileza en su remate, y perdonó el segundo. Hubo más sustos. Pero Borja remató mal tras romper la línea del fuera de juego del Racing ya al filo del descanso. El Racing mejoró algo en el segundo tiempo, pero siguió viendo llegar al rival a oleadas. Hasta Borja estampó un balón en el palo. Carmena y Queco Piña fueron los pilares en los que se apoyó la resistencia. Carril tuvo la mejor ocasión del equipo ferrolano al coger un balón suelto que paró Unanua. Para buscar soluciones, Juan Veiga rebuscó en su banquillo. Primero con Prohorenkovs, y después formando una defensa de cinco futbolistas con Piñeiro. Para mantener el balón, eligió después a Pereiro, con Keita como central cuando Repi ya se había ido. El asunto funcionó. Con agonía, pero funcionó. Y el Racing recuperó en un campo ilustre su plaza en la Segunda A.

Unos 400 aficionados racinguistas se desplazaron a Alicante
Ubicados en la grada conocida como "el quesito" del Rico Pérez, los cerca de cuatrocientos aficionados racinguistas desplazados a Alicante pusieron a prueba sus nervios en una tarde de tremendo calor en las gradas y agonía sobre el terreno de juego.Desde más de dos horas antes, las inmediaciones del coliseo alicantino se tiñeron de verde, bufandas, camisetas y banderas del club ferrolano. Sus gritos de aliento inundaron un estadio que albergó a cerca de 12.000 personas. Al son de "A por ellos, oe, a por ellos oe... " comenzaron a discurrir, demasiado despacio, los minutos de un encuentro que comenzó con sobresaltos. Pero ni siquiera los dos tantos anulados al Alicante en apenas diez minutos mermaron el empuje de una afición que siempre creyó en el equipo. Por eso, aunque el Racing encajó antes del descanso, siguió jaleando a los suyos, creciéndose a medida que el reloj avanzaba y se acercaba el final del partido. Al ritmo de "Qué bote la Malata" y "Esta afición, es de Segunda" estalló la alegría de los racinguistas
El banquillo dice
«El Racing se merece estar en Segunda A», dijo Juan Veiga
El técnico mugardés dedica el triunfo a todos los aficionados racinguistas por su incondicional apoyo al equipo

El entrenador racinguista, Juan Veiga, asumía al final del encuentro de Alicante que había sido duro: «Sufrimos mucho pero mucho mucho, aunque ha merecido la pena. Este ascenso a la Segunda División tengo que reconocer que es impresionante». El preparador mugardés, que se hizo cargo del equipo en un momento difícil, no encontraba palabras para explicar lo que sentía por haber llevado al Racing a Segunda A: «Lo que siento es una gran felicidad, me acuerdo de mi familia, de toda la gente del Racing. Estos momentos son marvillosos.El ascenso se lo dedicó a todo el racinguismo, a mi familia, a mi hija. No tengo palabras para explicar lo que siento». Juan Veiga insistía en que este equipo se merecía el ascenso a la Segunda por los muchos que había sufrido y los numerosos palos recibidos en el transcurso de la temporada: «Creo que este ascenso nos ha sabido a todos de una forma especial, ha sido una auténtica maravilla». El técnico mugardés asumía que el encuentro se había sido muy complicado, sobre todo tras el gol del Alicante: «Sabíamos que iba a ser un partido muy complicado, que íbamos a sufrir aunque nosotros tratamos de preparar al equipo para esta circunstancia. Sólo tengo palabras de elogio y agradecimiento para el comportamiento de todo el equipo, ya no sólo en este decisivo partido sino desde que nosotros nos hicimos cargo del Racing».

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal